Generalidades sobre los Peces de Acuario

Generalidades sobre los Peces de Acuario

Los peces pertenecen al grupo de los vertebrados, y ya que desarrollan su existencia en el medio acuático, disponen de una anatomía diseńada específicamente para éste.

Dependiendo de la especie disponen de mejor o peor vista, aunque esto último es más habitual. Hay que tener en cuenta, que determinadas especies habitan cauces de agua en los que la visibilidad es prácticamente nula, como por ejemplo determinados cursos de ríos amazónicos.

Para ayudar a la vista, los peces tienen dos orificios nasales, y algunos disponen de barbas alrededor de la boca, o han desarrollado sensibles aletas ventrales que ayudan a reconocer los objetos con el tacto.

También pueden detectar vibraciones y cambios de presión gracias a una línea lateral que contiene órganos muy sensibles a estas y que se extiende desde la aleta caudal hasta casi las branquias.

Adicionalmente a las mencionadas aletas, los peces requieren de otro órgano para poder desenvolverse en este medio: la vejiga natatoria. Ésta es un saco membranoso que puede llenarse o vaciarse de aire según el pez necesite bajar o subir respectivamente. El aire necesario para llenarla (oxígeno y anhídrido carbónico) es obtenido de la sangre, que además se encarga también de su vaciado.

Al igual que el resto de los seres vivos, los peces necesitan respirar. Si tenemos en cuenta que el agua tiene aproximadamente 25 veces menos oxígeno que el aire, nos daremos cuenta de que es necesario la utilización de órganos especialmente adaptados para poder obtener de este medio el oxígeno necesario: las branquias.

Algunos peces, como los betta, han desarrollado otro mecanismo para respirar, el laberinto. Este consiste en una serie de cavidades en el interior del cráneo, que se comunican con la boca y que se encuentran recubiertas de membranas con gran cantidad de capilares que se encargan de recoger el oxígeno del aire almacenado en las citadas cavidades. Este mecanismo permite a los betta vivir en aguas poco oxigenadas, como los arrozales asiáticos de donde es originario.

Reproducción de los peces de Acuario

El tipo de reproducción, así como el comportamiento reproductor varía dependiendo de las especies.

En la naturaleza existen tres tipos diferentes de reproducción: ovípara, ovovivípara y vivípara; los peces, dependiendo de la especie, se engloban en las dos primeras categorías. Los ovíparos son aquellos que ponen huevos, en los ovovivíparos sin embargo, los huevos permanecen en los genitales de la hembra hasta su eclosión, naciendo las crías totalmente desarrolladas. Los vivíparos somos por ejemplo los humanos :-).

Los peces ovovivíparos son, en general, más fáciles de críar (a este género pertenecen por ejemplo los guppys, conocidos entre otras cosas por su fácil reproducción). Las crías nacen de un tamańo más grande, pudiendo alimentarse casi con normalidad desde el primer día. Por ejemplo, las crías de guppy se alimentan perfectamente con escamas trituradas, o con tubifex liofilizado triturado.

Sin embargo, los ovíparos nacen más pequeńos, siendo, generalmente, necesario alimentarlos inicialmente con infusorios y luego con nauplios de artemia hasta que el tamańo les permita tomar la comida normal que se ofrece a los padres. En la sección de alimentación se indica como se pueden obtener nauplios de artemia, e infusorios.

No indicamos en esta sección nada acerca del comportamiento reproductor, porque es tan diferente entre las diferentes especies, que no es posible realizar generalizaciones.

Generalidades sobre los Peces de Acuario
Votar este post